Cómo conseguir trabajo en tiempos de crisis

¿Por qué no encuentro trabajo? ¿Qué puedo hacer?

De esta manera se presenta el documento que se entrega en unas de las miles de charlas que tanto se dan ahora, las relacionadas con el empleo y el emprendimiento. Es muy bueno y atractivo el título del documento: Cómo conseguir empleo en tiempos de crisis. Y como es tan atractivo, me he parado a leerlo y analizarlo en detalle y con la intención de compartir algunas reflexiones. El documento sigue con diversos puntos y apartados que recojo y comento o señalo para posterior referencia.

  1. Conocerte bien a ti mismo y reflejarlo en tu currículo

    En la búsqueda de empleo debemos tener claramente determinado cuáles son mis aptitudes, conocimientos y experiencias para poder encontrar el puesto de trabajo que se adapte a mi currículo y destacar en él las características más relevantes que puedo aportar a la empresa en la que presento mi candidatura. Para ello debemos elaborar un currículo completo en el que dejemos bien reflejado lo siguiente:

    1. Datos personales
  • Nombre y apellidos
  • Dirección
  • Teléfono
  • e-mail
  • Carnet de conducir
  • Disponibilidad para cambio de residencia
  • Disponibilidad para viajar
  • Contacto en redes sociales
  • Fecha de nacimiento
  • Discapacidad
  • Beneficios fiscales para la empresa por tu contratación

En los puntos señalados haré las siguientes matizaciones:

  • Tu dirección, el lugar exacto donde vives, lo que se conoce como “dirección postal”, es un dato que antiguamente podía ser interesante para el caso de que la empresa te enviara alguna carta para citarte a una entrevista o para indicarte el resultado del proceso de elección en el que estabas participando,… pero actualmente que las comunicaciones de este tipo son a “dirección electrónica”, es innecesario aportar tal información.

    Por otro lado, si donde vives actualmente es “de paso” o es “temporal” porque sabes que en cuanto tengas trabajo te trasladarás a otra vivienda o porque ya sabes que estás en alquiler y te mudas pronto, o porque si el trabajo está en otra provincia te cambiarás lo antes posible, ¿Qué importa dónde vivas en el momento de entregar el currículo? Por este motivo, tampoco es necesaria esta información.

    En alguna ocasión hay personas que hacen elección de personal para empresas y que consideran la dirección como dato de interés, y hacen conjeturas sobre ti en función de si resides en una zona donde la media salarial sea elevada o si vives en una zona donde la media salarial sea baja, o de si resides a una distancia mayor o menor con respecto al centro de trabajo,… pero como a priori no sabes qué necesita la empresa (abandona esa recomendación que se hace de que te pongas en el lugar del seleccionador y pienses si pondrías o no tal o cual información…, porque… ni eres seleccionador ni sabes qué piensa en seleccionador ni todos los seleccionadores piensan igual -por suerte o por desgracia…. Que eso es parte de otro debate…- ni sabes qué necesita la empresa, ni nada de nada.) casi mejor aliviar de información el documento y ya si hace falta afinar alguna información pues te la pedirán. Esto último es opinión ya que también hay quienes por algún motivo consideran de interés el saber dónde resides actualmente y si no lo indicas ya te descartan y ni leen el resto. Pero… como también hay quien lee ese dato y si no le parece bien el sitio de residencia también te descartará sin leer lo demás, pues… recomiendo no ponerlo y que quien quiera saberla, que lo pregunte.

    Si por el contrario tu lugar de residencia es fijo y hay motivos para seguir en él y tienes familia a tu cargo que aunque pudieras desplazarte y pasar tiempo fuera por temas de trabajo tu lugar de residencia seguirá siendo la actual, pues quizás sí pueda ser de interés indicar la población, que no la calle y el número, el bloque, planta, portal, letra,… ya que esta información tan exacta nada aporta. Aunque… quizás para ser vendedor de Ferrari, el indicar que vives en un lugar de viviendas lujosas induzca a pensar que te relaciones con personas que puedan adquirir un Ferrari.

    En resumen: Cuanto mucho, indica la población, salvo que sientas de interés el indicar la calle (o zona).

    (Cuanta menos información personal entregues en documentos que van a quedar fuera de tu control, mejor, así que ten en cuenta estos detalles que te he indicado)

  • Tu e-mail, es un dato importante de contacto hoy en día, pero como hay tantas y tantas cosas que llegan por mail y tantas y tantas que son publicidad, o cosas de amigos que pasan el día enviando todo a nuestro buzón y puede ser que tengas suscripciones a cantidad de cosas y que te lleguen notificaciones de mil otras… Mi consejo es que abras una cuenta dedicada exclusivamente a esta actividad y que, además, uses un nombre alejado de estos como “lapeke69″o “elmaki23”, porque -por suerte o por desgracia…. Que eso es parte de otro debate…- hay personal haciendo trabajos de elección de personal que con leer algo así tienen suficiente para descartar un currículo, por tanto, da un paso al frente y salvo que te presentes a una oferta de empleo donde tengas muy claro que el tener “mote” o “apodo” o “nombre de guerra”… es mejor, pues considera que hacerte de una cuenta con un nombre poco llamativo puede ser más acertado de forma general para cualquier caso.
  1. Aptitudes

Podría continuar comentando el documento, pero para no alargar, casi que mejor, genero un artículo nuevo donde de una forma más resumida planteo algo que considero, y está contrastado, más coherente con el momento actual y las circunstancias actuales.

Errores más comunes al redactar el currículum vitae

Errores, que se achacan a la persona desempleada por los que sigue en desempleo.

Errores, ¿De verdad causantes de tu desempleo? ¡Un sinsentido que pueda desorientarte!

ERRORES MÁS COMUNES AL REDACTAR EL CURRÍCULUM VITAE, así es como se titula un texto que acabo de leer en http://www.quierounbuentrabajo.com/

  • Sobrepasar la extensión recomendada de una o dos páginas.

El mío, con formación diversas (ingeniería industrial, pedagogía, educación, música, etc.), y con desarrollo de estos conocimientos en diversas posiciones, y con multitud de cursos recibidos e impartidos que avalarían el currículo, además de diversos cargos de representación institucional, etc. para redactarlo en 2 páginas, requiere de una formación y capacidad de análisis, síntesis y redacción, que reconozco ser fruto de una capacidad propia además de una formación y un trabajo para llegar a hacerlo que ni todo el mundo lo tiene (cada cual tiene sus puntos fuertes y éste puede ser uno mío), ni, en realidad, lo necesito para según qué empleos. ¿O quiero contratar para mozo de almacén a un cerebro capaz de hacer algo así para simplemente ponerlo a mover cajas con una carretilla? ¡Un sinsentido! ¿O estoy en un error?.

  • Utilizar papel de mala calidad, de colores llamativos o formato no estándar.

¿A quién le hacemos caso, a quien haya redactado este artículo o a quienes redactan otros que te incitan a elaborar tu currículo en tamaños, formas, colores,… llamativos y fuera de lo común para así hacer resaltar tu documento y a ti, frente a otras candidaturas?

Cada cual que haga lo que vaya con su personalidad y sus posibilidades, y lo que debe importar y evaluarse es ¡La persona! Y la persona es más que las circunstancias que hagan que el documento se entregue en un papel reciclado (que no implica de forma 100% cierta que sea el currículo de una persona implicada en el respeto al medio ambiente, por haberlo hecho en papel reciclado, por poner un ejemplo).

  • Descuidar la calidad de la impresión.

Las circunstancias son las que son, y se pueden dedicar recursos a que no afecten a esta actividad de elaborar un currículo, pero… ¿Es fundamental? No. Una persona, como he dicho, es mucho más que si hoy el cartucho de tinta se estaba agotando y no tengo tiempo o dinero o forma de resolverlo, porque además ¿Busco a una persona para “resolver” situaciones difíciles? Si es así, estaría bien elegir a una persona que “parecía” imposible que pudiera imprimirlo en tan buena calidad debido a sus circunstancias pero… lo ha hecho. ¡Lo malo es que ¿Le preguntas a la persona cuáles han sido las circunstancias que han rodeado al momento de imprimir el currículo y cómo ha procedido en caso de que éstas fueran situaciones difíciles? Es más… y si fuera en unas circunstancias fáciles, ¿Preguntas cómo lo ha hecho para que las circunstancias fueran fáciles? Si no haces estas preguntas… sólo te resulta agradable de leer el currículo, pero si eres profesional de los RR.HH. ¿Me estás diciendo que contratas a una persona en función de lo que emocionalmente sientas al ver la calidad de impresión del documento, o su extensión o su forma, color,…? ¡Ojalá que tu selección de personal sea más profesional.

  • Utilizar un tamaño de fuente demasiado grande o demasiado pequeño. El tamaño de fuente no debe ser nunca menor de 10 puntos.

  • Recargar la presentación con negritas, subrayados, cursivas y diferentes colores.

  • Utilizar un lenguaje altisonante e inadecuado.

  • Usar, inadecuadamente, términos técnicos.

  • Utilizar giros idiomáticos o una deficiente redacción ortográfica y sintáctica.

  • Redactar de manera fantasiosa y pretenciosa.

  • Estructurar tu currículum de manera descompensada.

  • Incluir información irrelevante, superflua u obsoleta.

  • Proporcionar datos imprecisos o inexactos.

  • Omitir información crítica y clave.

  • Describir funciones, tareas, y responsabilidades pero no logros, realizaciones y éxitos.

  • No determinar objetivos ocupacionales, el puesto deseado, ni el resumen de antecedentes laborales.

  • Adjuntar certificados académicos o profesionales, apéndices y anexos que no procedan.

  • No fechar el currículum vitae.

  • No adjuntar la carta de presentación.

Todas estos puntos son, según quien ha elaborado el artículo y, por ende, según la institución a la que representa y le permite tener este artículo publicado, errores que cometes y que, tal vez por ello, te hacen estar sin empleo.

¡Qué barbaridad! Tanto por decirlo como por si acaso es algo salido de experiencias vividas

Un plan de gestión de empleo diferente a lo habitual

El profundo y amplio conocimiento de Consultoría HOST sobre multitud de sectores gracias a sus 20 años ya de experiencia acumulada en contacto con diferentes facetas del mundo laboral, empresarial, de la administración,…. aportan a quienes buscan empleo de calidad y a quienes buscan a personas seria, formal y con ganas de trabajar, toda una gama de posibilidades de desarrollo que nos complace comprobar que resuelven infinidad de situaciones que en ocasiones parecían críticas y casi insalvables.

Consultoría HOST procurará, a través de esta web, disponer de una amplia base de datos de personas y empresas que encuentren conexión lo antes posible.

Hay muchas ofertas de empleo en internet, pero, según los datos que se publican al respecto, hay más del doble de ofertas de empleo fuera de internet ¿Lo sabías?

Hay muchas webs con ofertas de empleo, en las que pasas los días, semanas, meses y hasta años enviando correos y más correos tras tal vez pasar por uno o varios talleres (de pago directo o de pago indirecto, de esos mal llamados “gratis” que se pagan con tus impuestos) donde dicen que te enseñan a redactar una carta de presentación y un currículo, y a superar una entrevista de trabajo. ¡Esta web es otra cosa!

Hay grandes empresas dedicadas al mundo del empleo, que ofrecen documentos para que te los leas y te prepares para buscar empleo y para tener éxito en tus entrevistas de trabajo, documentos que los refieren como de información “comprobada”.

La búsqueda de empleo es un trabajo en sí mismo para el que se plantean una serie de requerimientos, como son esfuerzo, planificación y análisis, partiendo de fijarte unos objetivos y una capacidad de puesta en marcha. ¿Y si no eres una persona con capacidad de análisis, de planificación, o no tienes habilidad para la gestión del esfuerzo de forma que sea efectivo y de como resultado resolver tu situación laboral? Pues según alguna de las empresas de esas que se citan como “principales” o “mayores” o “de referencia” en cuestiones de empleo, en ese caso casi que te sentencian a seguir en desempleo.

Aquí, nos planteamos las cosas de una forma más humana, y más socialmente responsable.