El curriculum vitae. La preparación de las herramientas.

Curriculum vitae, un tema que toda web que trate temas laborales incluye.

Curriculum vitae, curriculum, currículo, son los nombres con los que se conoce a este documento.

Este es otro de los artículos de opinión y análisis de textos que encontramos por internet, en páginas que dicen ser el escaparate representativo de instituciones, organismos, empresas o personas que alardean de su gran servicio a la sociedad, que dan clases y se postulan como referentes en sus ámbitos de actuación, y que nos resultan escandalosos.

LA PREPARACIÓN DE LAS HERRAMIENTAS: EL CURRÍCULUM VITAE

Con éste titulo se presenta el artículo que encontramos.

Ya has definido tu proyecto profesional, sabes qué quieres hacer, qué puedes hacer y dónde quieres trabajar; también tienes una idea más clara de la situación del mercado y has planificado tu campaña de búsqueda de empleo.

El caso es que el planteamiento de base, en lo profundo, nos parece acertado, ya que plantea que hay que definir una serie de parámetros (un proyecto profesional, que hay que saber qué quieres hacer, etc.), pero sin meterse en ello, salta directamente a lo siguiente:

Ahora, tendrás que confeccionar una serie de instrumentos imprescindibles para la promoción de tu candidatura en el mercado: el currículum vitae y la carta de presentación. Constituyen tu «pasaporte para el empleo», que siempre te precederá allí donde te gustaría estar trabajando y que deberá diferenciarte frente a tus competidores. Se trata de abrir puertas y no de cerrarlas. Es un ejercicio de estilo muy codificado, que requiere una reflexión rigurosa sobre el fondo y la forma antes de redactar. Recuerda que se trata de una presentación de la imagen que tienes de ti mismo y que refleja tu grado de autoestima.

Condiciona totalmente a un par de documentos, el curriculum vitae y la carta de presentación, el poder entrar en el mercado laboral, diciendo que son tu “pasaporte para el empleo”, y que éste deberá diferenciarte (recuerda que en otro artículo, planteaban que lo hicieras de forma nada llamativa incluso de corta extensión, así que la diferencia de la que tratan es de que en lo poco que pongas haya títulos y referencias “de peso” para quien lo lea (nombres de personas o empresas y títulos y centros de formación que quien lea el currículo identifique con algo que haga que tú seas la persona elegida), de tal manera que si has estudiado en la Universidad tal y no en la Universidad cual… tendrás más o menos posibilidades de acceder, y si has trabajado en la empresa X en vez de en la empresa Y, resulta que también, algo que no deja de ser “anecdótico” aunque siempre con matices, como todo, ya que cierto es que cada centro universitario imprime cierto carácter diferenciador en su alumnado (en mi centro, el profesorado se volcaba en la parte de unir la teoría con la práctica y en la práctica de acciones que posteriormente nos servirían mucho en el posterior desarrollo profesional, y percibíamos que en otros el planteamiento era el facilitar simplemente la obtención del título y nada más, lo que en muchos casos ha podido marcar ciertas diferencias, pero que, ahora que llevo 20 años como profesional en contacto con el mundo de los RR.HH. sé que este detalle es únicamente un matiz, y no algo fundamental en la decisión ya que “la persona”, que es a quien voy a escoger en el proceso de selección, es algo mucho más amplio, tanto, que este detalle pasaría a un plano muy por debajo de mucho otros, salvo que en mi decisión sean estos factores los que influyan y elija al personal en función de un: Dime dónde estudiaste y te diré quién eres. ¡Un error! En mi humilde opinión.

El planteamiento de que “se trata de abrir puertas y no de cerrarlas”, que “requiere una reflexión rigurosa”… y demás indicaciones, pues, sí, en el fondo es correcta la base, pero ¿Es que, entonces, solo podrán acceder a un empleo personas con capacidad para elaborar documentos en base a su capacidad de “reflexión rigurosa sobre el fondo y la forma” y de redacción para definir con palabras una imagen acertada desde la percepción de quien lea estos documentos y que refleje autoestima? Si esto fuera así, me daría lástima de quienes se planteen trabajar y antes no pasen por un servicio de orientación laboral donde se detecte que carecen de estas capacidades y les digan que, según parece al leer este texto que analizamos, hay pocas posibilidades de que encuentren empleo, al menos en los ámbitos socio-laborales en los que se mueven estas personas que hacen selección de personal y orientación laboral.

Lo inquietante es que este documento cuenta con el respaldo (a menos que se publique sin rigor y las personas que avalan al organismo que hace la publicación ni lean lo que su organización expone públicamente) de personalidades representativas de muchas miles, y de grandes empresas con cientos y miles de personas en plantilla y que mueven cientos o miles de millones de euros anuales y que en gran parte condicionan el devenir de la vida de un país, y lo saben, y a sabiendas, así lo hacen.

¿Entonces, qué hacer, seguir las doctrinas de de estos dictámenes o hacer las cosas de un modo profesional, objetivo, honesto, coherente,…?

En mi opinión, pese a todo, considero que se deben hacer las cosas bien hechas, y que en esta forma caben todas las personas, y que como, en realidad, el fundamento es el mismo, no debería contar con el descrédito de quienes dan más valor al nombre del centro donde estudiaste que a otros detalles de tu persona ya que por eso estamos como estamos: Porque hay personas en empresas que por diversas razones (mucho personal empleado, con productos o servicios importantes,…) influyen en lo que nos pueda pasar que ocupan posiciones de mando sin ser las más adecuadas si considerásemos unos parámetros distintos, así, luego, no puede esperarse de esa empresa que sea “ejemplo de responsabilidad social” y hasta cometa atrocidades sociales (o medioambientales) cuando la persona que la dirige no ha sido elegida en función de ese parámetro.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.