Propuestas de Albert Rivera. ¿De quiénes salen realmente estas propuestas?

El candidato a Presidente del Gobierno por parte del partido Ciudadanos, Albert Rivera, ha planteado, según leemos, ofrecer un cheque de 1.200 euros a las personas desempleadas para que lo destinen a mejorar su formación.

En esta línea, a tras 20 años de experiencia en el ámbito de la formación en España, tanto como formador, como director y gerente en empresa de formación, como alumno en multitud de cursos, y como profesional ocupado en conocer qué se mueve en el sector, me gustaría conocer la base de fundamento de esta afirmación y saber si aceptaría tomar en consideración una propuesta cuyo objetivo es algo más allá de la mejora de la formación de la personas desempleada: El empleo.

La formación, en su actividad económica mayoritaria va evolucionando según las formas en las que llegan los dineros públicos, de tal manera que han llegado a ser descaradas las propuestas que me han hecho de que expida certificados a personas que nunca han asistido al curso para así permitirles trabajar en trabajos para los que son obligatorios ciertos documentos acreditativos de la formación recibida (a la que yo, personalmente, añado que sea una formación superada, porque no expido certificados a personas que firman la asistencia sino a personas de las que puedo dar fe con un certificado firmado por mí de que han logrado el objetivo de la acción formativa.) y pese a la presión que me supone el pensar que una persona pierda una opción de trabajo por falta del certificado, es más la responsabilidad que supone el pensar que si entro en ese juego, estoy robando dinero público, estoy robándole al trabajador el dinero que se le asigna y que no es gratuito porque previamente se le ha ido reteniendo de su nómina mes a mes y permitiéndole que se exponga a un trabajo con riesgo de muerte sin la formación necesaria para realizarlo con total garantía para su vida o su salud. Pero estoy seguro que hay quienes han accedido a expedir certificados de formación a cambio de firmar la lista de asistencia y pagar el precio del curso, que hay quienes ponen al frente de un curso a personas sin cualificación para la impartición o sin los conocimientos necesarios para la impartición de la materia en cuestión, igual que estoy seguro de que hay empresas y personas que sí desean recibir el curso que necesitan y que son engañadas recibiendo un curso que nada tiene que ver con lo que indica el certificado o que nada tiene que ver con lo que necesitan para su trabajo o un curso con un temario incompleto o con un temario genérico de poco provecho para su caso o con errores que en según qué cuestiones pueden ser causa de muerte por desconocimiento (como pueda ser el caso de una formación para trabajos en alta tensión), y cuya solución no pasa por exigirle al formador que acredite mil titulaciones y mil conocimientos igualmente genéricos o que pueden incluir errores y… etc.

Como profesional del sector, considero la formación una pieza tan clave en el desarrollo de una sociedad que me preocupa enormemente que como solución se plantee el darle 1.200.-€ a cada cual y que se las apañe.

Formación para el empleo

En estos 20 años de trayectoria profesional multisectorial e interdisciplinar, he gestionado infinidad de acciones destinadas a la mejora de la empleabilidad de las personas, y siempre con un planteamiento que otras personas tratan de forma separada y posteriormente al proceso de formación pasando por alto algo que realmente se sabe y se siente, con el planteamiento de “formar para el empleo” li-te-ral-men-te, de tal manera que el 100% del alumnado salía del curso directamente a un empleo de calidad (condiciones salariales serias, contrato indefinido,…).

¿Para qué formarse en algo que en nada de apasiona y luego te piden en los procesos de selección que pongas pasión en lo que haces? ¿Para qué formarse en temas que te apasionan y posteriormente decirte que tu pasión difícilmente podrá ser tu fuente de ingresos salvo que seas lo más de lo más y tampoco eso es garantía? ¿Para qué formar en Photoshop a una persona sin dotes artísticas? ¿Para qué formar en diseño en 3D a personas sin visión espacial? ¿Para qué formar en contabilidad a personas sin percepción integral? ¿Para qué formar en animación sociocultural a personas vergonzosas, o a personas insolentes? ¿Para qué formar en elaboración de jabones naturales cuando expertos dermatólogos advierten del aumento de dermatitis a causa del uso de jabones fabricados de formas primitivas y que deberían sustituirse por jabones con fórmulas actuales que mejoran y mantiene las condiciones higiénicas y dermatológicas de la piel? Etc.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.